Collar de ámbar Miel

Nuevo

Collar de ámbar báltico en color de miel. El ámbar natural ayuda aliviar de dolor cuando les están saliendo los dientes a nuestros bebés.

Más detalles

7 artículos

Disponible

7,00 €

Añadir a mi wishlist

Más

Collar de ámbar auténtico de las áreas tradicionales del mar Báltico.

.

Ámbar natural es tradicionalmente conocido por los efectos del tratamiento, uno de ellos es el alivio del dolor. No es un tipo de piedra, sino una resina dura de los árboles. Por eso el ámbar tiene unas características únicas, no está frío tocando la piel, toma la temperatura corporal y con el calor de nuestro cuerpo produce aceites esenciales.

.

Hay que lavarlo en agua fría de vez en cuando y cargarlo en el sol para que tenga toda su fuerza para su funcionamiento. 

.

Ámbar existe en diferentes colores dependiendo de las impurezas que contiene o por la forma de las burbujas microscópicos en su interior que refractan la luz.

.

Los collares son largos aproximadamente 30-32 cm. Hay un nudo entre cada perla para que no se derramen accidentamente. El hilo de seda es muy firme. El collar lleva un ciere de plastico para evitar alergías.

.

Mantenimiento: Quita el polvo y el sudor del ámbar sólo con un paño suave de franela empapada en agua tibia. Luego séquelo, pon un poco de aceite de oliva natural, quita los residuos de aceite y pulelo, limpialo a fondo.

.

Ámbar es bastante suave, ten cuidado de no ponerlo en contacto con objetos duros, podrían rayarse. Protege el ámbar de perfumes y aerosoles para el cabello. Después de una larga exposición a la luz solar el color de ámbar puede cambiar y puede perder el brillo. Evite las fuentes de calor intensas, nunca usa agua caliente para lavar.

.

Nota: Los collares de ámbar no son juguetes, nunca dejan a los niños jugar con ellos solos o morderlos!

Reseñas

No hay comentarios de clientes por ahora.

Escribe tu opinión

Collar de ámbar Miel

Collar de ámbar Miel

Collar de ámbar báltico en color de miel. El ámbar natural ayuda aliviar de dolor cuando les están saliendo los dientes a nuestros bebés.

Escribe tu opinión